Porfirio Muñoz Ledo: «Me tienen al borde de la renuncia a Morena»

En contra de la reforma que implicará la extensión de la presidencia del ministro Arturo Zaldívar, el político planteó ante los diputados la posibilidad de irse del partido que ayudó a fundar.

El diputado federal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Porfirio Muñoz Ledo, se convirtió en uno de los mayores críticos de la administración de Andrés Manuel López Obrador. Hace unos meses, lo cuestionó por su política migratoria y hacerle un “favor oscuro” a Estados Unidos, también le lanzó críticas por su postura ante la epidemia de COVID-19, y ahora por avalar la ampliación de 4 a 6 años la presidencia de Arturo Zaldívar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

“Me opongo, con toda la fuerza de mi ser, a una violación tan flagrante, innecesaria y absolutamente revertible a la Constitución… Me opongo con toda la fuerza y convicción de mi ser, con todo el esfuerzo memorioso que hemos hecho desde 1988 para instaurar en el país un orden democrático y no una república autoritaria a este insensato proyecto de violar la Constitución Política del país”, dijo el político durante la discusión de las reformas del Poder Judicial en la tribuna de la Cámara de Diputados.

Hablaba el hombre que el 1 de septiembre de 1988 interrumpió por primera vez a un presidente de la República en la lectura de su discurso en la entrega del Informe de Gobierno ante el Legislativo.

Aquella ocasión, la voz grave de Muñoz Ledo -con 55 años de edad- surgía desde las curules y se transformaba en grito. El político quería subir a la tribuna para presentar pruebas de «fraude» en los comicios efectuados ese año, en los que habría triunfado Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y no Carlos Salinas de Gortari.

El entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado (fallecido) detenía la lectura y se echaba un poco hacia atrás. Eran los tiempos en que el Primer Mandatario hablaba durante horas en el palacio legislativo al rendir cuentas ante el Legislativo y luego salía a recorrer las calles aledañas al centro histórico de la capital del país en un Lincoln descapotable debajo de una lluvia de confeti tricolor. Era «el día del Presidente».

Con su reclamo, Muñoz Ledo rompió con la tradición. Y aunque salió del salón de sesiones entre empellones y manotazos, su imagen con el dedo índice levantado le dio la vuelta al mundo. Ya nada volvió a ser lo mismo.

La madrugada de hoy, 33 años después, en la discusión de la reforma judicial a la que se opone, el político se remitió a ese pasaje como el punto de partida de «una transformación» en el país. Así, lanzó durante 1 hora y 24 minutos lanzó una cadena de críticas a los diputados de su partido, al presidente Andrés Manuel López Obrador y a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Preguntas para Muñoz Ledo

En al menos 13 ocasiones, el discurso de quien ha sido encargado de poner dos veces la banda presidencial fue interrumpido por preguntas de legisladores que asistieron a la sesión semipresencial que se prolongó por horas.

La primera pregunta vino de la diputada Inés Parra de Morena.

La respuesta fue una métafora con la que Muñoz Ledo criticó al vicecoordinador del Partido Verde en el Senado de la República, Luis Bolaños, por haber propuesto la adición del artículo transitorio que modificará la ampliación del plazo del presidente de la SCJN, de 2022 a 2024.

“Aparece el mapache, un senador que no ofendo, todos me merecen respeto, militante, creo que del Partido Verde, de una vieja familia dinástica, del viejo régimen en Oaxaca, y en el último minuto mete por debajo de la mesa un artículo tercero, décimo tercero transitorio que nadie conocía, que nadie había leído. Abajo de ese transitorio solo se lee: sufragio efectivo, no reelección”, expresó Porfirio Muñoz Ledo.

E inmediatamente dijo que fue “sorprendente” que López Obrador haya avalado y elogiado esa ampliación de mandato.

Muñoz Ledo cuestionó si referirse al Congreso como honorable, es merecido y advirtió que votar para avalar ese artículo décimo transitorio era un perjurio.

“No somos rebaño. No somos mesnada. No somos cardumen como los pececitos. Somos diputados de la nación y hemos jurado cumplir a la Constitución y habremos de imponerla”, exclamó.

Al ministro Arturo Zaldívar, Muñoz Ledo lo consideró como un “hombre impecable, un gran abogado y un juez absolutamente insobornable”; sin embargo, le recomendó que hiciera un gesto y dijera, ‘no me interesa no reelegirme’.

En su discurso mostró su molestia hacia la violación de sus compañeros al movimiento democrático que derivó en Morena y dejó entrever que podría renunciar en cualquier momento al partido que fue fundado por Andrés Manuel López Obrador.

“De entre todo lo que se pisotea no es quizá lo más importante. Desde luego que no lo es, pero es lo que más me duele, al punto de estar cerca, muy cerca de una división que ustedes adivinan”, lanzó.

También criticó las “triquiñuelas” a las que recurrió el coordinador de la bancada de Morena, Ignacio Mier.

“No se vale las triquiñuelas, traigo aquí el nombre de aquí de dos compañeras, que en la primera ronda de la Comisión de Justicia opinaron en contra del proyecto, las sustituiste de inmediato por dos compañeras, que votaron como tú querías”, dijo.

Al bajar de la tribuna, no obstante, fue recibido con un abrazo del coordinador parlamentario.

Las otras críticas de Muñoz Ledo

El diputado federal Porfirio Muñoz Ledo ha sido opositor en diversos momentos del gobierno de López Obrador. Uno de ellos fue por la política migratoria implementada mediante la cual, se puso freno a los migrantes procedentes de Centroamérica hasta Estados Unidos.

“Nos quieren convertir en un país enjaulado. Si se llega a aprobar la condición de tercer país seguro, esto significa que los que entran aquí ya no pueden salir. Es la parálisis del movimiento de las personas”, criticó.

También cuestionó la postura del presidente López Obrador al inicio de la pandemia, luego de que el mandatario llamara a la ciudadanía a salir de casa, cuando la recomendación de las autoridades era mantenerse en confinamiento para evitar contagios contra COVID-19

Otro episodio fue cuando el presidente López Obrador propuso modificar el presupuesto con el fin de hacer frente a la crisis económica derivada de COVID-19.

Adolfo González

About Author /

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!